Historia

Historia de la Depilación Láser

En los años setenta del siglo pasado y de forma accidental (que es como se realizan casi todos los descubrimientos) comienza la historia de la depilación láser.Historia Del Láser

Sin darse cuenta, un investigador que experimentaba con diferentes tipos de láser expone su brazo a la luz de un potente láser. En fracciones de segundo parte del vello del brazo se quema sin dañar su piel.

El acontecimiento pasa casi desapercibido y se olvida rápidamente. Pero pasados unos meses el científico se da cuenta de que en algunas partes de su brazo no ha vuelto a crecer el vello, apareciendo unas especies de “parches” sin vello que llaman su atención. El hombre asocia este efecto al accidente con el láser meses atrás y se empieza a investigar el potencial depilatorio del láser.

Se repite el procedimiento miles de veces, con diferentes tipos de láser, y voluntarios con tipos de piel y vello distintos. Años después del comienzo de estos ensayos la FDA americana (agencia del Gobierno de EE.UU. que autoriza los procedimientos y Historia Del Láserequipos médicos, entre otras cuestiones) dio luz verde al láser como sistema de depilación permanente.

Pero la investigación no acabó ahí: el procedimiento siguió evolucionando para reducir los posibles efectos adversos y aumentar la eficacia. Se comenzaron a aplicar sistemas que mejoraban el confort, como los cabezales con frío y se comercializaron distintos tipos de láser para depilación: Rubí, Alejandrita, Neodimio y Diodo han sido por orden cronológico, los tipos de láser usados para eliminación del vello.

Paralelamente se han experimentado e introducido en el mercado otros dispositivos de luz “no láser” denominados Luz Pulsada Intensa o IPL por sus siglas en inglés que utilizan el mismo principio para eliminar el vello, pero obteniendo una menor eficacia.

Comments are closed